Efecto Domino TV: las fichas siempre caen
“LA POBREZA DUELE”, SOSTUVO EL OBISPO DE CONCORDIA

Imagenes de la noticia

“LA POBREZA DUELE”, SOSTUVO EL OBISPO DE CONCORDIA

El obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, aseguró que “la pobreza duele”, pero, recordó, que “Jesús la tomó de nosotros como compañera de camino hasta el fin, y a cambio nos dio la riqueza suya, la Vida divina”



El obispo de Concordia, monseñor Luis Armando Collazuol, aseguró que “la pobreza duele”, pero, recordó, que “Jesús la tomó de nosotros como compañera de camino hasta el fin, y a cambio nos dio la riqueza suya, la Vida divina”


“En este sepulcro de oscura muerte que tantas veces sufrimos, la soledad, la enfermedad, la pobreza, y sobre todo, el pecado, que es la pobreza de no tener a Dios, podemos escuchar al Señor que como a Lázaro nos dice ‘¡ven afuera!’. Jesús, destruyendo el imperio de la muerte, dio a todo el mundo su resurrección para la vida, vida digna en el presente, vida en Dios por la gracia, Vida eterna en la gloria”, subrayó en su mensaje pascual.


El prelado, en declaraciones fechadas ayer que reprodujo la agencia informativa católica (Aica), sostuvo que “la vida es hermosa si es nueva, si es generosa, si es fuerte, y sobre todo si es santa, es decir, si es Vida en Cristo, vencedor del pecado y de la muerte, dador del Espíritu Santo”.


“La voz de esperanza y el signo de Vida que Jesús nos deja con su resurrección nos empujan al encuentro de nuestros hermanos, especialmente los que sienten el dolor de la pobreza en cualquiera de sus formas. La solidaridad en gestos y acciones concretas, personales y comunitarias, es el signo de la Vida que se ha recibido y se comparte con largueza y amor, como Jesús”, indicó.


El obispo destacó que “ante las realidades de muerte que nos envuelven, ante todas las formas de exclusión de una vida digna en nuestra sociedad, Jesús resucitado llega ofreciendo Vida plena, pero quiere hacerlo por medio de nuestros gestos, nuestras manos, nuestros corazones desbordantes de un amor que construya justicia y comunión. Él, que pasó haciendo el bien, viene ahora a nuestro encuentro y nos compromete para ser sus discípulos y colaboradores en la promoción de la dignidad humana y de relaciones sociales justas y fraternas”.


“Cuando la pobreza nos toca, luchamos con la fuerza del Señor que nos conforta. Cuando la pobreza del hermano nos duele, nos hacemos solidarios. Cuando la pobreza de la ausencia de Dios en los corazones y en la sociedad nos debilita, pedimos la fortaleza del Espíritu Santo para ser testigos de Jesús Resucitado, misioneros de la Vida. Y siempre confiando en Dios, con ‘alma de pobres’, de aquellos a quienes pertenece el Reino de los Cielos”, aseveró.


Por último, monseñor Collazuol señaló que “la Pascua es la verdadera Salvación para la humanidad. Salvados en esperanza, caminamos junto a Jesús para que la novedad de la Vida llegue a todos”. (APF.Digital)

Entrar al sitio 2011-04-21 21:44:13
Nos acompa単an
Efecto Domino TV: las fichas siempre caen
Efecto Domino TV: las fichas siempre caen